Cerrar
Email WhatsApp Compartido por 7 personas

Belleza

29.01.2019

Autobronceantes: obtén un tono soñado sin recurrir al sol

Para las personas que tienen la piel clara y quieren lucir un cuerpo con más color, los autobronceantes son una excelente forma de obtener un tono soñado sin sufrir los daños de la radiación ultravioleta.

Autobronceantes: obtén un tono soñado sin recurrir al sol

Es por eso que la cosmetóloga de The Body Shop entrega una guía de consejos para aplicar este producto según el tipo de piel.

Con el verano, viene la preocupación por lucir una piel más linda, bronceada y con tonos dorados. En este contexto, el uso de autobronceantes comienza a aumentar, y junto a ello, el cuidado de la piel.

Los autobronceantes son producto de belleza que sirven para tonalizar la piel, sobre todo las pieles claras, y de esta forma simular un bronceado natural como el que se produce por el sol. También actúa de manera química a través de un componente llamado hidroxiacetona, el cual se oxida en contacto con la piel y los azucares de la capa cornea, generando que esta se oscurezca sin producir daño en ella.

Según la cosmetóloga de The Body Shop, Alejandra Abarca, asegura que “algunos autobronceantes se fijan muy bien en la piel y logran tener una larga duración gracias a un componente llamado DHA. Por esto, se debe tener cuidado con dos aspectos: la sudoración excesiva donde se puede remover, y el uso de ropa clara para no mancharla. Además, hay que ser constante con su uso ya que con las duchas desaparece gradualmente”.

Por otro lado, los autobronceantes según la cosmetóloga “pueden ser la solución a las personas con alguna patología cutánea, como por ejemplo vitíligo -que no pueden tomar sol-, o simplemente, para quienes quieran broncearse sin absorber los daños de los rayos UV en la piel. Para una mayor protección, se recomienda aplicar antes un bloqueador solar”.

¿Sabías que existen algunos que contienen microgliters? Estos proporcionan destellos iluminadores que realzan aún más el bronceado entregando un acabado mate y con brillo natural, en las zonas del cuerpo de preferencia según cada persona.

Dentro de las recomendaciones de su uso que entrega la cosmetóloga Alejandra Abarca, se encuentran:

  • El autobronceante se aplica luego de una buena exfoliación en todo el cuerpo, para que la piel esté pareja y se fije mejor, evitando que quede un acabado con manchas. Luego se debe dejar secar bien, por unos 15 minutos.
  • En todos los casos es necesario tener cuidado con el área de los ojos y mucosas cuando se aplica. El color total se puede ver bien transcurrido un tiempo de 3 a 5 horas desde la aplicación.
  • No se debe aplicar sobre heridas, ni zonas con brotes alérgicos.

Aplicación según tipo de piel:

  • Piel seca: antes de aplicarlo, exfoliar e hidratar. La crema se debe secar y absorber bien antes de colocar el autobronceante. Eso ayudará a preparar la piel para una mejor fijación, y que de esta forma, quede más uniforme y por más más tiempo. Prefiere en cremas o spray como el bronceador para piernas de The Body Shop. Con el gel en spray ligero y sin aceites, se puede conseguir un bronceado uniforme y perfecto.
  • Piel mixta a grasa: antes de aplicar el autobronceante, se recomienda exfoliar con guante vegetal o esponja acompañado con un jabón que elimine la grasitud. En este caso son mejores las espumas, lociones o geles, libres de aceites y no comedogénicas. Para este tipo de piel, se sugiere utilizar el aceite de bronceado hidratante e iluminador, Honey Bronze de The Body Shop, que dejará la piel con un cálido toque de color irisado.
  • Piel sensible: es ideal utilizar productos dermatológicos e hipoalergénicos testeados en este tipo de piel, libre de fragancias, preservantes y parabenos (aunque estos pueden ser menos efectivos).

De esta forma, para que un autobronceante consiga su efecto, se debe tener en cuenta todas estas consideraciones para lucir una piel linda, brillante, y con un bronceado natural por más tiempo.

Comenta este post

cerrar