Cerrar
Email WhatsApp Compartido por 0 personas

Mujer 3.0

23.09.2013

Cuidado con lo que dices

Hola chicas! ¿Cómo han estado? Yo he tenido dos semanas de locos, llenas y llenas de cosas, entre ellas algo que había estado esperando hace mucho tiempo, ¡Me cambié de casa! Es raro, porque es empezar todo de nuevo y adaptarse a una nueva forma de vivir, pero sin duda todo lo que antes les mencioné […]

Cuidado con lo que dices

Hola chicas! ¿Cómo han estado? Yo he tenido dos semanas de locos, llenas y llenas de cosas, entre ellas algo que había estado esperando hace mucho tiempo, ¡Me cambié de casa! Es raro, porque es empezar todo de nuevo y adaptarse a una nueva forma de vivir, pero sin duda todo lo que antes les mencioné no se compara con la felicidad inmensa de cumplir un sueño en familia.

Bueno, hoy en verdad me gustaría hablarles de otra cosa. Como les dije, he tenido miles de cosas que hacer, y entremedio de todo el caos, he sacado varias conclusiones…

Criticar puede ser muy fácil y conveniente, porque es cosa de decir unas cuantas palabras e inventar barbaridades de una persona, pero ¿Qué pasa cuando la crítica, el invento o el rumor se devuelve? ¿Cómo reaccionamos ante estas vueltas de mano? ¿Somos capaces de darnos cuenta de que eso mismo que nos duele ahora, fue lo que le provocó dolor a una persona anteriormente? Pienso que es fácil criticar y criticar lo que hacen los otros, total uno no es la afectada, sólo hacemos daño silenciosamente y sin ninguna razón ¿O sí? ¿Habrá realmente un motivo que nos hace comportarnos de esa manera? Tal vez el saber que, como personas distintas unas de otras, alguien está haciendo algo que nosotros querríamos hacer, nos duele y nos da un impulso de criticar ese logro para bajarle la importancia a esa persona, y es ahí donde está el problema. ¿Por qué critico? ¿será que no somos capaces de alegrarnos por otra persona, de felicitarla y decirle ¡Bien hecho! Y, en cambio, buscamos algo malo para que los demás piensen que ese logro no es tan válido en esa persona?

Creo y estoy totalmente convencida que el criticar es nada más que un acto de auto complacencia para creernos mucho mejores que el resto, y es precisamente eso lo que debemos cambiar. Para superarnos no es necesario criticar y dejar “mal parada” a otra persona, si al final todo absolutamente todo se devuelve.

¡Dejemos de criticar y empecemos a ser felices! Un abrazo, que tengan una linda semana 🙂

@Jaaav_i

 

También puede interesarte

Comenta este post

cerrar