Cerrar
Email WhatsApp Compartido por 0 personas

Noticias

18.02.2019

8 maneras de hacer que tus tacones se vuelvan más cómodos

Termina esa relación de amor/odio con tus tacones y toma nota de los siguientes tips para volverlos más cómodos…

8 maneras de hacer que tus tacones se vuelvan más cómodos

Sabemos que la belleza cuesta y que es muy difícil dejar de usar tus taconescuando hacen que tus piernas se vean larguísimas, sin embargo no está cool que tus pies lo resientan todo el tiempo y terminen cansadísimos. Por eso, debes seguir estas 8 formas de usarlos sin sentir dolor. ¡Sentirás que caminas sobre las nubes!

1. Rebaja su tacón:

Sacrifica un poco de tacón de tus zapatillas y no tendrás por qué renunciar a ellas. Por ejemplo, si tienes tacones de 10cm, puedes considerar bajarles uno o dos centímetros, así podrás disminuir la presión de tu arco, y lo mejor ¡es que te seguirás viendo alta!

via GIPHY

2. Usa plantillas de gel:

¡Haz las paces con tus talones!, y compra unas plantillas para ponerlas en tus zapatos, esto evitará que te salgan ampollas. Deberás reemplazar tus plantillas cada tres meses cuando notes que se empiezan a romper.

3. Cambia tu forma de caminar:

¡No arrastres tus pies al caminar! Si eres fan de todas las top models, te habrás dado cuenta que ellas tienen un estilo muy fino al caminar. ¡Trata de imitarlas para sentir menos peso en tus pies! Lo que debes de hacer es mantener tu postura derecha, la cabeza arriba, y en cada paso levantar bien tus piernas.

4. Toma descansos:

Tus pies necesitan recuperarse para poder seguir aguantando que uses tacones. Por ello, debes usar un día sí y un día no tus zapatos favoritos. ¡Sé buena onda con tus pies y dales un break.

5. Usa zapatos con correas:

¿Has notado lo frustrante que es cuando tus pies se deslizan fuera de tus taconesal momento de caminar? Los zapatos sin correas a menudo hacen que arrastres tus pies en un intento de evitar que no se te salgan. Por eso, es muy importante que tengan correas, lazos o hebillas al tobillo. Sólo no las aprietes mucho para no dejar marcas en tu piel.

6. Agrega una segunda piel a tu zapatilla:

Tu misma puedes diseñar una especie de colchón que sirva de almohada en el punto conflictivo de tu zapato. Fíjate sólo que el forro sea suave y del color de tu tacón.

7. No elijas zapatillas apretadas:

Si tus pies se hinchan porque tu calzado está muy apretado, la mejor opción es que lo lleves a tu zapatero para que estire la piel de tu zapato.

8. Elige una forma que te proporcione comodidad:

Es igual de importante que tu zapatilla sea tanto linda como cómoda. Elige unas plataformas ¡No serán tan malas con tu arco!

Comenta este post

cerrar