Cerrar
Email WhatsApp Compartido por 0 personas

Pareja

19.10.2018

Cosas que tu pololo no debe saber

Tus problemas familiares, los dilemas con tu BFF, las finanzas de tu casa… Todo lo que te ocurre se lo cuentas a tu galán. Quizás se te está pasando un poco la mano con tanta información.

Cosas que tu pololo no debe saber Silence, please! Close up portrait of young woman holding her forefinger on lips showing hush silence sign, standing over grey background

TU HISTORIA AMOROSA

Muchas niñas creen que deben contarle a su pololo lo que han vivido con otros chicos. De hecho, algunas sienten que es importante mencionar el número exacto de parejas que han tenido ¡incluyendo cómo se conocieron y terminaron!

¿Y SI ÉL PREGUNTA?

Si lo hace de manera natural, responde, siempre y cuando los cuestionamientos no te incomoden. Pero cuidado: jamás te sientas presionada a contar lo que en realidad no quieres. Si él pide información, es probable que también esté dispuesto a darla pero… ¿De verdad te sirve de algo saber de cuál polola se enamoró más? No lo creo.

CIERRA LA BOCA

No tienes por qué detallar la historia con tus ex ni lo que has pasado con ellos, ¿para qué? Tal vez en algún momento venga al caso comentar algo pero de forma muy casual, no te pegues en los relatos megalargos.

Independiente de que conozcas desde hace años a tu galán y de que él sea una tumba, hay muchos aspectos que deben ser solo tuyos.

TUS ASUNTOS ÍNTIMOS

Si prefieres más las toallitas que los tampones, si tu mamá empezó a menstruar a la misma edad que tú o si necesitas una crema depiladora más efectiva, son datos que seguramente a tu chico no le importan y tampoco hay mucho que pueda aportar, entonces ¿para qué hablar de eso?

¿Y SI ÉL PREGUNTA?

Algunos aspectos son demasiado personales y a muchas niñas no les gusta compartirlos ni siquiera con sus amigas; por otro lado, ningún chico requiere esos detalles. Si a tu galán le surgieran esas dudas, sería interesante saber por qué su curiosidad.

CIERRA LA BOCA

No, no es que la menstruación y otros temas sean intocables, solo que algunas chicas los hacen el tópico de la semana. Puedes tener dolor intenso durante tu periodo y comentarlo con tu galán, pero de eso a hablar todo el tiempo del síndrome premenstrual y flujo abundante, hay una gran diferencia.

ID Y PASSWORDS

Las contraseñas de tu mail o celular son solo tuyas, no es algo para compartir con tu pololo. Hazte responsable de tus propias cosas y maneja tú misma tus documentos o gadgets. Darle a tu chico la tarjeta en la que guardas tu dinero, o que incluso él te la pida para revisar tus finanzas, está pésimo, ¡no lo hagas!

¿Y SI ÉL PREGUNTA?

Él puede cuestionarte lo que quiera, pero no tienes por qué responder. Ahora si lo hace en tono violento o chantajeándote para sacarte datos que no quieres dar, ¡es mejor pedir ayuda y huir!

CIERRA LA BOCA

No, no debes hacer cosas así para demostrarle tu amor: frases como “yo no oculto nada” o “confío en él” ni siquiera vienen al caso. Para empezar, cada quien tiene necesidades e intereses propios y no están obligados a compartirlo absolutamente todo.

¡Ojo con las redes! Si el hecho de contarle todo a tu pololo del colegio es peligroso, darle información a un galán que conociste en Internet, ¡es peor, no lo hagas! Cuando tengas una relación virtual, sé precavida: no digas nada de lo que ya mencionamos, ni te obsesiones en dejar al descubierto tus sentimientos. Aunque el chico escriba cosas encantadoras y se vea guapísimo, en realidad podría ser un aprovechador, ¡ten cuidado!

LA ECONOMÍA DE CASA

Cuánto ganan tus papás, dónde guardan su dinero y lo que están a punto de retirar del banco, son temas delicados. ¿Y si tu galán comparte esa información con personas poco confiables? ¡Sé reservada!

¿Y SI ÉL PREGUNTA?

Pues necesitaría una excelente razón para querer enterarse de algo tan privado. Los detalles monetarios y los autos que hay en tu casa, deben quedar justamente ahí: en tu hogar.

CIERRA LA BOCA

No se trata de volverse paranoica ni creer que el mundo está lleno de gente malintencionada, pero hay asuntos que deben quedar en familia. Esos tópicos que se abordan en casa y sobre los cuales te advierten ser discreta, representan uno de muchos aspectos que te unen a tus padres.

REVELACIONES DE TUS AMIGAS Y SECRETOS AJENOS

Cuando te juntas con tus BFF se conversan miles de temas y salen a la luz varias confesiones: si una le fue infiel a su pololo o si otra piensa escaparse de clases para evitar un examen. Sin embargo, lo que se conversa entre chicas, ¡son asuntos privados que deben quedar solo entre ustedes!

¿Y SI ÉL PREGUNTA?

La verdad es que a muchos niños no les importa lo que conversemos con las amigas, aunque nunca falta el chismoso que sí espera una bitácora detallada de lo que hablaste con ellas. Si él está interesado en que le cuentes y no deja de hacer preguntas, basta con decirle que son asuntos de chicas y que tus amigas confían en tu discreción.

CIERRA LA BOCA

¿Qué pasaría si los pololos de tus amigas supieran que te llegó en clases de Educación Física y te manchaste los pantalones? ¿O que andas en busca de la ropa interior perfecta? Si a ti no te gustaría que tus secretos llegaran a oídos de alguien más, entonces tampoco las perjudiques a ellas con tu chico, ¡shhh!

TIP: No debes ser un misterio, pero sé discreta.

Comenta este post

cerrar