Cerrar
Email WhatsApp Compartido por 0 personas

Tiempo libre

23.03.2016

LO MEJOR DE TRÁGAME TIERRA

Hoy queremos conmemorar uno de los grandes clásicos de Revista Tú con tu bochorno más vergonzoso. ¿Cuál ha sido tu peor ‘Trágame tierra’?

LO MEJOR DE TRÁGAME TIERRA

Esta sección es, por lejos, una de nuestras favoritas. Y, como sigue más viva que nunca, queremos que compartas con nosotras la peor vergüenza que te ha tocado vivir

Aquí te dejamos una pequeña selección de las mejores historias que nos han llegado en los últimos años.

DE RODILLAS FRENTE A MI EX
Terminó la última clase del día y, como tenía una cita, salí de la sala a toda velocidad. Justo cuando estaba por bajar los últimos escalones me torcí el tobillo y caí de rodillas frente a mi ex. Lo terrible es que el muy patán, en lugar de ayudarme, me dijo: “No te preocupes, te perdono, ya te puedes levantar” Obvio, morí de rabia y vergüenza. ¡Trágame tierra!
Tita.-

Captura de pantalla 2016-03-23 a las 13.38.42¡TOCA LA PUERTA!
Con mi curso organizamos un campamento en el campo de una compañera, y obvio, entre ellos estaba el chico que me encanta, ¡al que ahora ya no puedo mirar a la cara! Ocurrió que una mañana me desperté con dolorosos retorcijones, por lo que fui rápidamente al baño. El problema fue que estaba tan apurada que olvidé ponerle pestillo a la puerta. Yo ya estaba totalmente instalada, sentada en el W.C., cuando inesperadamente mi crush entra al baño y me ve en esa indecorosa posición y rodeada de un olor ¡terrible! ¿Por qué no me tragó el baño?
Feñi.-

Captura de pantalla 2016-03-23 a las 13.41.37

BOCA DE PATO
“Estaba con mi mejor amiga en el recreo y el chico más guapo de media de acercó a saludarla. Yo aproveché la ocasión e inmediatamente puse boca de pato y me acerqué a su mejilla, pero el muy pesado saludó a mi best friend, corrió la cara y siguió de largo, ¡como si yo no existiera! Me puse roja como un tomate y todos los que estaban en el pasillo se dieron cuenta. ¡Trágame tierra!”
Rena.-

dos

UN SUCIO ACCIDENTE
Hacía tanto calor, que con mi grupo de amigos fuimos a la piscina. Antes de llegar, uno de ellos me comentó que en ese lugar le ponían al agua un químico para detectar si alguien se hace pipí, ¡obvio que me reí y no le creí! Estábamos pasándolo excelente y, entre tanta risa, se me escapó un poco de ese maldito fluido, y rápidamente una gran mancha color azul comenzó a rodearme. Todos se dieron cuenta, y el salvavidas que estaba en la orilla tocó su pito a todo pulmón: “señorita, ¡fuera del agua!”
Beatriz.-

UNO

Comenta este post

cerrar