Cerrar
Email WhatsApp Compartido por 11 personas

Tiempo libre

01.08.2018

Trágame tierra ¡Qué plancha!

Revisa aquí las anécdotas más divertidas de nuestras lectoras y anímate a mandarnos las tuyas a @revistatuchile 📝.

Trágame tierra ¡Qué plancha!

#ZZZ
Estaba en el colegio y me sentía mal. En las clases mi profesor hablaba tan lento que me dormí. No me di cuenta de que la clase había terminado hasta que me despertó el chico que me encanta (de tercero medio), pues mis compañeros ya habían dejado la sala y entraban los de otro grupo. Fue incómodo porque todos los de su curso se rieron de mí. Me paré, tomé mis cosas y me fui. ¡Qué plancha!
– Macarena.

AHÍ VIENE
Nos pusimos a jugar a la botella con todo el curso. Justo cuando la giraron me tocó besar a mi crush y me puse muy roja. Nos acercamos y, al momento de darnos el beso, llegó su polola, así que lo empujé y se lastimó. Lo peor es que era mi amiga y desde ese día ninguno de los dos me habla.
– Laura.

LLUVIA DE NACHOS
Fui al cine con mis amigos y, como ya había visto la película, me ofrecí para comprar los snacks. Cuando llegué a la entrada de la sala estaba tan cargada que no podía encontrar mi entrada. Le pedí al tipo que cortaba los tickets que me tuviera la bandeja, pero no nos entendimos bien. Pensando que él ya la estaba sujetando, la solté y salieron volando los nachos y la bebida explotó. Lo peor es que atrás mío estaba un niño pequeño y le pegué con la bandeja en la cabeza. ¡Qué vergüenza!
– Daniela.

SPLASH DE AMOR
El verano pasado me invitaron a una pool party y como mi crush también iría estaba muy emocionada, tanto así que al llegar me di cuenta de que no tenía traje de baño. Entonces, le pedí a mi amiga uno prestado, pero lo malo fue que me quedaba un poco grande. Todo iba bien, y cuando me iba a meter a nadar llegó mi chico, así que me lancé al agua… ¡Y la parte de arriba se me cayó! Mi amiga se dio cuenta y corrió a cubrirme, pero ya era muy tarde, todos me vieron. Desde entonces me aseguro de llevar mi bikini cuando viajo.
– Andrea.

PLANCHA DEL TERROR
Una vez le confesé a mi mamá quién era el niño que me gustaba y también dónde vivía. Lo peor de contarle fue que una día pasamos por la calle de mi crush y mi mamá dijo en voz alta: “¿Ese que está ahí es el niño que te gusta?”. Me puse roja como tomate, porque él alcanzó a escuchar, y ahora ya sabe que me encanta. Cada vez que lo veo muero de vergüenza.
– Valentina.

Mira además de estos #trágametierra, los #memesvip en nuestra edición impresa de julio.

Comenta este post

cerrar