Cerrar
Email WhatsApp Compartido por 6 personas

Tiempo libre

30.11.2018

Por qué regalar una vela a alguien en Navidad es más importante de lo que crees

Puedes estar haciendo un regalo con mucho, MUCHO significado. Y te lo contamos.

Por Nota original en: elle.com
Por qué regalar una vela a alguien en Navidad es más importante de lo que crees

Regalar una vela es tan inocente como poderoso. Muchas veces lo hacemos sin saber qué regalamos. Incluso encendemos las nuestras propias sin tener ni idea de lo que “nos están diciendo”. Si atendemos a la antigüedad, las velas siempre se han utilizado como símbolo de protección por el fuego. Además de ser un símbolo de vitalidad y energía positiva por la luz y su calor. Si además te riges por el significado de los colores, todavía será más especial.

Hay quien dice que las velas son un símil del cuerpo humano: la cera representa el cuerpo físico, la mecha representa la mente y la llama, el alma. Así que observar cómo se quema, qué movimientos hace y con qué rapidez también se asemeja a cómo se encuentra la persona que la quema. Esa vela, la está “imitando”.

También hay quien se guía por la forma que se forma en la cera tras quemarla. ¿Has observado que se forman montañas de “lágrimas” o formas puntiagudas? Pues a esto también se le atribuye un significado. En este caso, la cera está indicando que no está yendo bien respecto a los intereses propios. Sin embargo, si al quemar una vela se forma una especie de racimo de uvas a su alrededor, indica que todo va bien. Buena salud y prosperidad. Un dato interesante para acompañar el regalo. Mejor cuando todo significa algo, ¿verdad?

Cuando la mecha es alta, indica que hay vibraciones positivas. Todo nos acompaña a nuestro favor. Por el contrario, con una mecha pequeña y una llama que echa chispas, algo va mal y falta buena energía. El empujón que necesitas para cambiar las cosas. Si la llama se apaga una y otra vez al intentar encenderla (y no hay corrientes de aire), hay quien interpreta que hay que replantearse los objetivos.

Los colores de las velas

Según el significado de los colores, regalar una vela blanca o una vela azul también puede enviar un mensaje al destinatario. Por ejemplo, si la vela es blanca estaremos regalando un símbolo de bienestar y calma. Si es de color amarillo, la vela ayudará a reforzar la seguridad en sí mismo. Cuando la vela es naranja, será un regalo ideal para atraer energías positivas y motivar a tu destinario en alguno de sus proyectos personales. Y si es roja, estarás regalando todo un símbolo de sensualidad y amor.

Regala una vela rosa a tu mejor amiga. No hay mejor símbolo de demostración de la amistad y la unión. Además estarás mandando un mensaje de deseo de buena salud. Y si la vela es morada, estarás ayudando a despejar la mente del afortunado de tu regalo.

También las velas celestes tienen significado. Estas velas ayudan en momentos de transformación personal, ayudando a mantener la armonía en uno mismo.

Cuando la vela es verde, estarás regalando un símbolo de buena fortuna y abundancia.

Regalar una vela marrón tampoco es mala idea: es perfecta para consolidar proyectos.

Y en contra de lo que se piensa, regalar una vela negra querrá decir que quieres ayudar a tu destinatario a acabar con aquello que le está haciendo daño. Es la vela ideal para acabar con las malas vibraciones.

 

Comenta este post

cerrar